Descuentos alucinantes en nuestros Packs DIGI-2PRO * Oferta por tiempo limitado.

Chalecos de Buceo

Filter

Cuando vamos al agua, la parte más pesada del equipo de buceo va en nuestra espalda. Por eso es importante elegir un chaleco que sea cómodo para llevar en la superficie y también debajo del agua.

Este equipo nos va a facilitar ajustar nuestra flotabilidad (también se puede hacer con el traje seco si lo usas), por lo cual debemos darle la importancia que se merece. El lastre integrado de varios modelos es lo mejor que puedes elegir. Pregunta a cualquier buceador que los use y verás una sonrisa en su cara. El poder poner y quitar el lastre de forma sencilla no tiene precio. Además, el llevar el lastre en el chaleco nos dará mayor comodidad.

El cuidado del chaleco o jacket de buceo es esencial. Uno bien cuidado nos puede durar muchos años. Es inteligente elegir un buen jacket desde el principio, ya que finalmente ahorraremos dinero. Orientar la compra a vuestro tipo de Buceo. Alas para gente más experimentada, Híbridos para buceadores regulares y clásicos para buceadores ocasionales (aunque no es una regla estricta).

A la hora de comprar un dispositivo de control de flotabilidad como el chaleco, nos hacen mención a sus características. Para comprender mejor lo que nos indican, es necesario conocer las partes de los chalecos.

Partes de un Chaleco de Buceo

  • Arnés: esta parte une nuestro cuerpo y la botella como un conjunto. Es lo que da apariencia de mochila al chaleco. Lleva dos tiras a los hombros y una a la cintura normalmente. Las tiras de los hombros suelen unirse mediante un conector para evitar que se abran.
  • Espaldera: Es la pieza de material rígido donde se asegura la botella. Va junto con el arnés y algunos modelos incorporan un asa superior para su transporte.
  • Atalajes: son los que aseguran la botella al conjunto, impidiendo que se deslice en el agua.
  • Vejiga: esta pieza es la que contiene el aire. Nos permitirá el control de la flotabilidad mediante la regulación del aire acumulador. Es como un globo reforzado.
  • Traquea: al ver el chaleco, normalmente veremos un tubo que sobresale con unos botones. Esta es la traquea y los botones nos permiten meter y sacar aire de la vejiga.
  • Válvulas de sobre presión: nos ayudan en caso de un exceso de llenado en la vegija. Normalmente se encuentran una en el hombro derecho y otra en la zona inferior derecha de la espalda.
  • Accesorios extra:
    • Anillas en D: anillas de acero inox en forma de D, que tanto en hombreras como en laterales del chaleco, nos permiten llevar material de buceo enganchado a ellas.
    • Bolsillos: tanto en los laterales, como en la parte trasera. Nos permitirán transportar objetos útiles bajo el agua.
    • Sistema de lastre: la mayoría de chalecos hoy en día, cuentan con un sistema de lastre en el propio chaleco para descargar de peso al buceador.

Tipos de Chalecos

Para elegir un BCD óptimo, debemos conocer primero el tipo que queremos o necesitamos, y luego revisar los modelos que se adaptan a nuestro buceo. Tendremos 4 tipos fundamentales:

  • Clásico: vejiga con distribución al 50% del aire a la espalda y 50 % en los laterales. Modelos Start, Start Pro 2.0, Aquapro, R1, Aquaride, Carbon
  • Ligero o de viaje: bastante parecido a un clásico pero de peso reducido y material más flexible para facilitar el transporte. Suelen ser más compactos. Modelos Travelight, R1, Ultralight
  • Ala: lleva el aire totalmente en la espalda. Facilita un buceo horizontal, aunque puede ser más complicado de usar por alguien poco experimentado. Modelos Patrol, Commander
  • Híbrido: tres cuartos del aire va en nuestra espalda y un cuarto a los laterales. Es una versión entre Ala y Chaleco tradicional. Modelo Ultralight.

Guía de tallas de tu dispositivo de flotabilidad (B.C.D.)

Las tallas en los chalecos vienen marcadas por la capacidad de ascenso que presentan. Hay modelos desde 6 kilos (junior) hasta los 25 kilos. En cuanto a la medida del pecho, si ya has utilizado antes un chaleco Cressi, esa talla te valdrá en todos los modelos. En caso contrario, puedes orientarte por la talla del traje, también suele haber una correspondencia, salvo en personas muy delgadas (que podrían usar una talla menos), y en personas muy fuertes (que podrían necesitar una talla más).

You've just added this product to the cart: